viernes, 28 de enero de 2011

Cara, caracol (Las tres cautivas)

Autores: Quintero, León y Quiroga
A la vera de un arroyo claro,
escuche esta canción,
cuando estaba la pájara pinta,
subida en las ramas del verde limón.
Quince años tenía a niña que me la cantó,
que peina, que peina, peinaba,
sus trenzas morenas al viento y al sol,
me miraba, se reía,
y cantando me decía:

En la Torre del Oro,
hay tres cristianas,
ay, cara, caracol,
gira, girasol, caracol,
hay tres cristianas,
con los labios tan rojos 
como las granas,
ay, cara, caracol,
gira, girasol, caracol,
como las granas,
son las tres, 
primas hermanas,
las tres, las tres, las tres, 
cambian de color,
que penan de amor, caracol,
las tres cristianas.

A la vera del arroyo claro,
ya nunca volvío,
a peinarse con peines de plata,
sus trenzas morenas de viento y de sol,
ha dejado una espina clavada en mi corazón,
y la pájara pinta no ha vuelto
a cantar en las ramas del verde limón.
Y en la luz del agua clara,
ya no le miro la cara.

Y en la Torre del Oro,
hay tres cautivas,
ay, cara, caracol,
gira, girasol, caracol,
hay tres cautivas,
con los ojos mas verdes
que las olivas,
ay, cara, caracol,
gira, girasol, caracol,
que las olivas,
y estan siempre pensativas,
las tres, las tres, las tres,
penan de dolor,
por un mal de amor, caracol,
las tres cautivas.
Cara, caracol (Las tres cautivas) - Miguel de Molina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada