miércoles, 15 de diciembre de 2010

Mariana Pineda

Autores: Montesinos, Arozamena, García Segura y Torroba
¡Ay, que día tan triste en Granada!
que a las piedras hacía llorar,
como lirio cortaron el lirio,
en el alma que va a despuntar.
Qué mal viento, Mariana Pineda,
ha quebrado la rosa el rosal,
tu delito es bordar en los vientos,
la bandera de tu soledad.

Marianita, di quien te ha mandado,
di su nombre, y libre seras,
que Pedrosa si no, va a mandarte,
al cadalso, por no declarar.
Y Mariana calla, por que es de razón,
que guarde un secreto, en su corazón.

Adios, adios, mi Granada,
muriendo, te doy mi vida,
yo soy una enamorada,
por el destino vencida.
En mi angustia esta varada,
una hora de pasión,
al sonar su campanada,
será como una oración.
Adios, adios, mi Granada,
ciudad de barro y de seda,
tu sabrás por voz cantada,
por quien muere ajusticiada,
¡Doña Mariana Pineda!

En los vientos ondea una rama,
y en la rama reluce una flor,
es la flor del amor que te tengo,
silencioso y dificil amor.
Si yo hablará, yo te perdería,
mi garganta te quiere llamar,
y tu nombre se muere en mis labios,
que me muerdo hasta hacerlos sangrar.

Marianita, mira que tus hijos,
sin su madre se van a quedar,
di un nombre y estaras con ellos,
si lo callas, lo vas a penar,
y Mariana calla ¿por qué callará?
si la soga al cuello, poniendose está.

Adios, adios, mi Granada,
adios, hijos de mi vida,
soñad esta madrugada,
con vuestra madre querida.
Ante mi la tierra ensancha,
su pecado original,
la sentencia, no me mancha,
me condena por leal.

Adios, adios, mi Granada,
mi alma en ti se me queda,
y a mis hijos le diras,
por quien muere ajusticiada,
¡Doña Mariana Pineda!
Mariana Pineda - Paquita Rico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada