viernes, 17 de septiembre de 2010

Ines de Castro

Autores: Del Valle, Rivas y Gardey
Doña Constanza salió
de España para Coimbra.
Doña Inés la acompañaba,
su mejor dama y amiga.
Don Pedro salió al encuentro
con su corte a recibirlas
y de Inés quedó prendado;
nunca vio mujer tan linda.
Doña Constanza de pena,
por el rey se moría
y el rey por Doña Inés,
daba su alma y su vida.

Doña Constanza murió
y Portugal que sabía,
la pena que la mató,
la muerte de Inés de Castro,
el pueblo entero pidió.
La condenaron a muerte;
la condena se cumplió,
y al rey Don Pedro dejaron,
viviendo sin corazón,
viviendo sin corazón.

Reina para Portugal,
el pueblo a voces pedía,
y el rey busca la venganza,
del amor que fue su vida.
Le consumía la pena,
no tuvo noche, ni día
y sin descanso buscaba
a quien le quitó la vida.
Y por fin Inés vengada,
en el Palacio Real;
fue proclamada la reina
del reino de Portugal.

Doña Constanza murió
y Portugal que sabía,
la pena que la mató,
la muerte de Inés de Castro,
el pueblo entero pidió.
La condenaron a muerte;
la condena se cumplió,
y al rey Don Pedro dejaron,
viviendo sin corazón,
viviendo sin corazón.
Ines de Castro - Carmen Morell

2 comentarios:

  1. Mi queridísima Luna: Con éste comentario, ya vuelvo a estar "actualizado".

    Respecto a ésta última copla por ahora... te diré y aunque parezca redundante que tampoco conocía que hubiera tal sobre dicha historia.

    Que pases un buen fin de semana.

    Bikiños. Ángel.

    ResponderEliminar
  2. Ines de Castro era paisana tuya, era gallega, me acordé de ti al ponerla.

    Feliz fin de semana y gracias por estar siempre ahí Ángel

    Besitos, guapo!!

    ResponderEliminar