lunes, 21 de marzo de 2011

Aquella Carmen

Autores: León y Solano
Cuando Carmen,
cuando Carmen quedo quieta, 
a las claritas del alba,
y se hizo marmol su cuerpo, 
moreno de pura raza.
Barcelona,
Barcelona dando gritos, 
mando doblar sus campanas,
y se quedo sin aliento 
el compás de la sardana.
Y en aquel momento mismo,
se apagó el son de la zambra.

Carmen, gitana nacida 
de un sarmiento y de un coral,
Carmen, era tu bata extendida, 
la cola de un pavo real.
Cuando pasaste la raya 
y tu llama se apagó
ya no canto la Zumaya, 
ni la guitarra tembló,
Carmen, Carmen, 
Carmen…¡Carmen!
Se murió Carmen Amaya, 
y España entera lloró.

En Sevilla,
en Sevilla los espejos, 
con su cristal de agua verde,
en los tablaos comentaban:
Por que esa Carmen no vuelve?
La Malena, 
La Malena hablaba sola,
La Niña rompió sus peines,
y Juana, la Macarrona 
encendió un velón de aceite.
La Giralda está sin brazos, 
y la Alhambra, sin cipreses.

Carmen, gitana moruna
de alfajores y de hollín.
Carmen, era tu bata una luna
de nardo en el Albaicin.
Cuando pasaste la raya 
y tu llama se apagó
ya no cantó la Zumaya, 
ni la guitarra tembló,
Carmen, Carmen, 
Carmen…¡Carmen!
Se murió Carmen Amaya, 
y España entera lloró.

Del Somorrostro en la playa, 
ya su estrella se apagó
se derrumbó su muralla, 
como la de Jericó
Carmen, Carmen, 
Carmen…¡Carmen!
Se murió Carmen Amaya, 
y el mundo entero lloró.
Aquella Carmen - Isabel Pantoja

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada